Viernes 15
Enero de 2021
X
Revista

Revelan que los espermatozoides humanos no nadan moviendo la cola

La investigación tira abajo las observaciones de Antonie van Leeuwenhoek que estuvieron vigentes por más de 300 años.

13/01/2021

Durante más de 300 años, se pensó que los espermatozoides humanos nadaban haciendo oscilar la cola. Sin embargo, un grupo de científicos descubrió ahora que la forma de moverse es solo una ilusión óptica.

Se trata de una investigación publicada en agosto por científicos mexicanos y británicos pero que volvió a viralizarse en las últimas horas. La misma señala que en lugar de oscilar la cola como si se tratara de una anguila, ésta en realidad está torcida y solo se mueve de un lado. Por su parte, la cabeza del espermatozoide debe rodar sobre sí misma para poder desplazarse recto.

Con este hallazgo, se genera una nueva esperanza para descubrir algunos secretos de la reproducción humana. Así dan cuenta de ello los autores del estudio Hermes Gadelha de la Universidad de Bristol, Gabriel Corkidi y Alberto Darszon, ambos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Publicado por Science Advances, el estudio indica que la cola de los espermatozoides está torcida y solo se mueve de un lado, por lo que deberían nadar en círculos. No obstante, sostiene que se “han encontrado una forma inteligente de adaptarse” y avanzar.

Gadelha, experto en matemáticas de la fertilidad, explicó que los espermatozoides “descubrieron que si rodaban mientras nadaban, como las juguetonas nutrias que sacan el corcho a través del agua” irían recto. No obstante, el giro es complejo: la cabeza del espermatozoide gira al mismo tiempo que la cola lo hace en la dirección de la natación.

De esta forma, se destierran las observaciones de Antonie van Leeuwenhoek que estuvieron vigentes por más de 300 años. El neerlandés utilizó uno de los primeros microscopios para describir el esperma humano como si tuviera una “cola que, al nadar, se mueve como una serpiente, como las anguilas en el agua”.