Mundo Crimen sin resolver

Alemania: tensión diplomática por un supuesto asesinato de Rusia en Berlín

Alemania acusó al gobierno ruso de no cooperar en la investigación del asesinato de un hombre checheno en Berlín.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
12/12/2019 -

Como en una clásica película de espías, intrigas y homicidios, un hombre fue asesinado a sangre fría unos meses atrás en un parque en Berlín. Su muerte desató un conflicto internacional, que involucra a Rusia y Alemania, ya que los investigadores sospechan de la participación del gobierno de Moscú en el crimen.

Luego de que el fiscal general de Alemania tomara el caso, el país acusó a Rusia de no cooperar con la investigación y expulsó la semana pasada a dos diplomáticos de su país. Una medida a la que Moscú no tardó en responder de la misma manera, echando este jueves a dos diplomáticos alemanes de su territorio y elevando el nivel de tensión entre las dos naciones.

Los dos diplomáticos alemanes tienen siete días para abandonar el país. "Se presentó una enérgica protesta al jefe de la misión diplomática alemana contra la decisión infundada tomada por el gobierno alemán, el 4 de diciembre de 2019, de declarar a dos funcionarios de la embajada rusa en Berlín como 'personas no gratas'", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia después de convocar al embajador alemán, Geza Andreas von Geyr.

"Por lo tanto, en base al principio de reciprocidad y el artículo 9 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, la parte rusa ha dado una respuesta y ha decidido declarar a dos funcionarios de la embajada 'personas no gratas' a funcionarios de la embajada alemana en Rusia. Ellos están obligados a abandonar el territorio de nuestro país en siete días. Se presentó una nota al embajador alemán al respecto", aseveró la misma fuente.

El crimen
El asesinato ocurrió el 23 de agosto de este año, cuando Zelimkhan Khangoshvili, un ex comandante rebelde checheno de 40 años, recibió un disparo en la cabeza desde atrás en el parque Kleiner Tiergarten. Un hombre fue arrestado rápidamente pero ha dado poca información a la policía.

Los medios alemanes han comparado el ataque contra Khangoshvili con el envenenamiento del ex agente de inteligencia ruso Sergei Skripal y su hija en Gran Bretaña el año pasado.

"Existen suficientes razones para sugerir que el asesinato se llevó a cabo en nombre de agencias estatales de la Federación Rusa o de la República Autónoma Chechena, como parte de la Federación Rusa", declaró la semana pasada el fiscal federal de Alemania.

El sospechoso fue detenido poco después del asesinato cuando supuestamente fue visto arrojando una bicicleta, una pistola y una peluca al cercano río Spree.

El fiscal informó que el sospechoso voló desde Moscú al aeropuerto Charles de Gaulle en París seis días antes del asesinato bajo el alias de Vadim S.

Zelimkhan Khangoshvili fue asesinado en un parque en Berlín el 23 de agosto de 2019

Vadim S apareció por primera vez en un pasaporte nacional ruso en 2015. Informes sugirieron que su nombre completo era Vadim Sokolov, de 49 años, aunque no se pensaba que esa fuera su verdadera identidad. Se dice que Vadim S viajó a Varsovia, donde permaneció en un hotel hasta el 22 de agosto.

Según los fiscales, la visa del sospechoso decía que viajaba como ingeniero civil para una compañía en San Petersburgo llamada Zao Rust. Sin embargo, la compañía aparentemente está bajo "reorganización" y el número de fax que figura en la lista también está asignado a compañías que pertenecen al ministerio de defensa ruso.

El sospechoso
Vadim S es un alias, según los fiscales. Aunque solo se refieren a él como Vadim K, el sitio web de investigación Bellingcat ha nombrado al hombre bajo custodia como Vadim Krasikov, nacido en agosto de 1965 en la Kazajstán soviética.

Los fiscales describen a Vadim K como sospechoso en el asesinato en 2013 de un empresario ruso en Moscú. La víctima en ese ataque también fue abordada por un hombre en bicicleta que le disparó en la parte posterior de la cabeza.

La reacción de Rusia
Ante las conclusiones obtenidas por la fiscalía alemana, el Ministerio ruso afirmó que la "dirección politizada de la investigación es inapropiada'' y prometió tomar "medidas recíprocas", refiriéndose a expulsión de los diplomáticos alemanes del país.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo este mes que el hombre asesinado era "un delincuente" y "un asesino", y afirmó que Rusia había pedido varias veces a Alemania que lo extraditara, sin éxito. Las autoridades alemanas dijeron no tener constancia de ninguna petición rusa de extradición de la víctima.

"El hombre que murió en Berlín fue parte activa de combates en el Cáucaso. Estaba en una lista de personas buscadas, era un miliciano, un hombre muy cruel que derramó mucha sangre. Era responsable de la muerte de 98 personas en un solo ataque. Era uno de los organizadores de explosiones en el metro de Moscú", dijo Putin.

El vocero del Kremlin Dmitry Peskov dijo hoy que las agencias de seguridad rusas habían establecido la supuesta participación de la víctima "en asesinatos masivos y actos terroristas increíblemente sangrientos" en Rusia.

Últimas noticias